jueves, 28 de marzo de 2013

¿EL PADRINO DEL JUEZ OSCAR TENORIO TORRES?

El juez Oscar Tenorio Torres, no solo es responsable de la indeseable presencia de Edgar Cayotopa Martínez, en la Empresa Agro Pucalá; si no también, es uno de los principales causantes del caos y del ambiente irrespirable en el que se encuentra sumida nuestra ciudad de Chiclayo, pues fue él quien a través de una medida cautelar sin precedente alguno, suspendió los efectos jurídicos de la sentencia emitida contra Beto Torres, para que continúe dirigiendo los destinos de la ciudad. Entre otras de sus controvertidas decisiones judiciales, fue entregarle a la gente de Olivio Huancaruna, la administración absoluta de la Empresa Agrícola Úcupe.


Los diferentes medios de comunicación de la Región se han ocupado en informar su labor realizada como Juez; y no necesariamente por su buena labor para administrar justicia, si no por sus permanentes conflictos sociales que han generado sus cuestionadas resoluciones.

*Hasta finales del año 2012, Oscar Tenorio ya tenía en su haber 15 procesos disciplinarios iniciados por la ODECMA (Oficina Descentralizada de Control Interno). Estas investigaciones persiguen un fin común que es el de comprobar si vulneró o no la Ley N° 29277, Ley de la Carrera Judicial, en las resoluciones emitidas en los casos de la azucarera Úcupe, Agroindustrial Pucalá, Electronorte, litigio por tierras en Cayalti – Zaña, medidas cautelares a favor del ex alcalde Roberto Torres, entre otros sonados casos.

Como parte de estas investigaciones la ODECMA - Lambayeque, solicitó en dos oportunidades la suspensión temporal del cuestionado Juez Oscar Tenorio; sin embargo estas dos solicitudes fueron rechazadas sorprendentemente por, ENRIQUE JAVIER MENDOZA RAMIREZ, ex jefe de la OCMA; y actualmente todo poderoso Presidente del Poder Judicial de la Corte Suprema de Lima.


Una de estas solicitudes rechazadas se origino luego que la ODECMA – Lambayeque, detectara las irregularidades en las que habría incurrido el juez Óscar Tenorio, al otorgar una medida cautelar suspendiendo los efectos jurídicos de una sentencia expedida por un Juzgado Mixto de Tumbes. Esto en disputa por la administración de la Empresa Corporación Agrícola Úcupe.

La segunda solicitud de suspensión al juez Óscar Tenorio, se da como consecuencia de la medida cautelar que emitió anulando los efectos jurídicos de la sentencia que se le impuso al alcalde Roberto Torres. Aquí la ODECMA - Lambayeque detectó que el expediente fue ingresado intencionalmente para ser resuelto por este cuestionado magistrado, a través de la modalidad del "ruleteo".

Vale indicar que entre los considerandos que tomó en cuenta la ODECMA para solicitar la suspensión del cuestionado juez Óscar Tenorio Torres, fue que su permanencia viene perjudicando la buena imagen del Poder Judicial. Todo ello tras las presuntas irregularidades detectadas en la emisión de sus resoluciones.

Lo advertido por la ODECMA ante la OCMA se ha visto reflejado en el último referéndum realizado por el Ilustre Colegio de Abogados de Lambayeque (ICAL), en la cual el juez Óscar Tenorio Torres, ocupó el último lugar de la lista de desaprobados. Los resultados de este sufragio arrojaron que el 64.77% desaprueban su capacidad para desempeñar el cargo de juez; y el 71.54% de abogados, desaprueban su conducta como profesional.

Como es de verse, pese a todo lo evidenciado, Oscar Tenorio Torres, sigue siendo intocable e inamovible en su cargo de juez; gracias, al parecer, al blindaje que le brinda el mismísimo Presidente del Poder Judicial – Lima, ENRIQUE JAVIER MENDOZA RAMIREZ, quien desestimó el pedido de la ODECMA – LAMBAYEQUE, de suspender a su protegido.

Todos estos controvertidos fallos judiciales en temas específicos como los anteriormente señalados; y en especial, la designación como Administrador Judicial de Edgar Cayotopa Martínez, en la Empresa Agro Pucalá, obedecen a consignas superiores y a una cadena de corrupción que viene desde la mismísima ciudad de Lima (Poder Judicial y Consejo Nacional de La Magistratura).

En la pasada edición di a conocer la oscura trayectoria profesional de Edgar Cayotopa; y sus cercanos vínculos con el poder que tiene en la ciudad de Lima; porque después de haber logrado que el cuestionado juez Oscar Tenorio Torres, lo designara como Administrador Judicial de la Empresa AGRO PUCALÁ, mediante Resolución N° 340, de fecha 11 de julio de 2012, intenta arbitrariamente tomar el control de toda la empresa, con la venia del juez Tenorio y con el respaldo de la fuerza policial al mando del Coronel Jorge Linares Ripalda.

A los trabajadores, jubilados, viudas, herederos, empresarios y a la colectividad en general; y sobre todo a Edgar Cayotopa, AGRO e INDUSTRIAL Pucalá, son dos personas jurídicas distintas y autónomas; y cada una de ellas cuenta con un patrimonio independiente. Edgar Cayotopa Martínez y César Meléndez Cancino, han sido designados como Administradores Judiciales de AGRO PUCALÁ, por el Juez del Tercer Juzgado Civil de Chiclayo Oscar tenorio Torres; y Pablo Fernandini Capurro, Manuel Dagoberto Torres Basurto y Julio Oswaldo Vivar Parraga, son los Administradores Judiciales de INDUSTRIAL PUCALÁ, designados por el Primer juzgado Civil de Chiclayo.

Pese a lo anteriormente explicado de que el juez Tenorio no tiene competencia sobre INDUSTRIAL PUCALÁ, Edgar Cayotopa logró a través de sus tentáculos de poder en la ciudad de Lima, digitarlo una vez más, para que mediante una diligencia que se llevo a cabo el 15 de febrero del presente año, lo instalara otra vez, (pese a estar ya instalado), dentro de los recintos de INDUSTRIAL PUCALÁ, movilizando esta vez no a la “Gran familia”, si no a más de 400 efectivos policiales para dicho fin.

Como si lo anterior fuera un acto de corrupción de poca índole, Edgar Cayotopa, después de ser chalequeado por los miembros de “La Gran Familia”, hoy es resguardado las 24 horas del día por efectivos de la Policía Nacional. 15 Policías lo protegen dentro de las instalaciones de la Empresa Industrial Pucalá; y cuatro cuidan su casa en la Urbanización Santa Victoria, como si fuera un Ministro, un Congresista o un alto funcionario o autoridad del País. Mientras nuestra Región ocupa en el Ranking delincuencial, como la segunda ciudad más insegura del país, Edgar Cayotopa, se encuentra protegido hasta los dientes; en tanto ciudadanos de a pie como Usted y como yo, nos encontramos todos los días a merced de la delincuencia.

Mientras nuestra Región ocupa en el Ranking delincuencial, como la segunda ciudad más insegura del país, Edgar Cayotopa, se encuentra protegido hasta los dientes; en tanto ciudadanos de a pie como Usted y como yo, nos encontramos todos los días a merced de la delincuencia.



EDGAR CAYOTOPA MARTINEZ, RESGUARDADO POR EFECTIVOS POLICIALES, EN SU DOMICILIO UBICADO EN LA URBANIZACIÓN SANTA VICTORIA.








Señor Coronel Jorge Linares Ripalda, ¿Porqué tanto despliegue y protección policial, a una sola persona, cuya vida no se encuentra amenazada de muerte? ¿Qué empresario paga los servicios de cada uno de los efectivos policiales que brinda seguridad a este cuestionado personaje, tanto en las instalaciones de la empresa Industrial Pucalá como en su propio domicilio en la Urbanización Santa Victoria? ¿Gratis?, en lo absoluto, el lunes 19 de marzo del presente año en Radio Santa Victoria, en el programa llamado “Aquarela”, dirigido por el locutor Ña catita Maeda Asencio, el empresario Trujillano, Walter Ñique Puente, refirió que fue él quien financió el ingreso de Edgar Cayotopa, a la empresa Industrial Pucalá, a todas luces incluido el financiamiento de todo el personal policial, ¿Cuál es su respuesta frente a estas graves declaraciones, siendo usted el Jefe de la II Dirección Territorial Policial de la Región Lambayeque?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada